Ya estamos con la fachada exterior. Podemos ver como nuestros operarios están realizando el revestimiento de la fachada. Para ello se ha utilizado un mortero de revoco con terminación fina aplicado sobre el ladrillo cerámico con el que conseguimos la impermeabilización térmica además de un fino acabado en tono claro.

 

 

En esta imagen vemos como colocan la malla con la que se consigue un mejor agarre y se evitan las fisuraciones.