Este proyecto esta constituido por una cubierta plana invertida, en la que se disponen los siguientes elementos:

1. Forjado

2. Hormigón de pendientes

3. Impermeabilización: lámina asfáltica

4. Aislamiento térmico: 10 cm de poliestireno extruido

5. Capa separadora: geotextil

6. Acabado con gravas

A continuación vemos como se han colocado las últimas capas de la cubierta. Ya vimos como se realizaba la impermeabilización de cubierta y ahora es el turno del aislamiento y la grava.

Sobre la impermeabilización realizada con tela asfáltica se colocan las planchas de aislamiento térmico que consiste en 2 capas de XPS (poliestireno extruido) de 5 cm de espesor cada una.

Para separa el aislamiento térmico de la capa grava se dispone un geotextil sobre toda la superficie.

Por último es el turno de la grava. En este caso se han necesitado 12 sacas de grava para cubrir toda la superficie de la cubierta y dotarle del espesor deseado.

Para el reparto de la grava sobre la cubierta se traslada hasta la obra la cantidad necesaria utilizando un camión grúa. De una en una se van cargando las sacas y se suben a lo alto de la cubierta donde están esperando los operarios. Una vez arriba se raja la saca por la parte inferior y se reparte  el contenido de la saca a lo largo de la cubierta con ayuda de la grúa.

Una vez se ha subido y repartido con la grúa, los operarios termina de realizar el reparto para que quede uniforme y con esto se completaría el proceso.